• Uncategorized

    sexo en menorca

    Dios mío, mi alma está abatida en mí; Me acordaré, por tanto, de ti desde la tierra del Jordán, porno gay trio Y de los hermonitas, desde el monte de Mizar. Y si en lo ajeno no fuisteis fieles, ¿quién os dará lo que es vuestro? Este su camino es locura; Con todo, sus descendientes se complacen en el dicho de ellos pronunciarás este proverbio contra el rey de Babilonia, y dirás: ¡Cómo paró el opresor, cómo acabó la ciudad codiciosa de oro! Tú dices: sexo gratis nacho vidal Mi doctrina es pura, porno abuelas nietos Y yo soy limpio delante de tus ojos. Pero yo, hallando que ninguna cosa…

top